¡Luz! Esta es la clave para la reforma integral de esta vivienda ubicada en la avenida Guillem de Castro de Valencia. Inicialmente este domicilio dotaba de un pasillo en L bastante oscuro siendo tan sólo las estancias que daban a la fachada principal las que disponían de luz natural, tan necesaria para hacer acogedor un hogar. La dificultad de esta reforma era aportar luz natural a la vivienda por lo que nuestros interioristas se pusieron manos a la obra para dar vida a sus100 m².

Nuestra solución

Deshacernos del pasillo abriendo la vivienda a la fachada para que su luz cale hasta la zona de la cocina que da a un patio interior fue la acertada solución que aportamos, de esta manera las estancias de día, salón y cocina, gozan de mayor amplitud y luminosidad. Unidos estos dos espacios pero bien diferenciados, suelo porcelánico efecto hormigón para la cocina y tarima en color claro para el resto de la estancia.

Destaca la barra que separa los dos espacios con unas industriales lámparas de Faro Barcelona de metal que con su luz aportan calidez al espacio y te reciben a la entrada de la vivienda. Una cocina moderna y funcional en la que se ha aprovechado toda la pared con amplias armariadas de suelo a techo, un gran espacio de almacenaje imprescindible! La encimera de cuarzo blanco de Compac contrasta con el fregadero de fibra en color negro.

Así mismo el dormitorio principal se ha trasladado a la parte más trasera de la vivienda para evitar así el alboroto del tráfico de la avenida ya que estamos en un primer piso… Dos puertas correderas en el salón dan paso a la amplia habitación. ¿Lo que más nos gusta? ¡El cabecero! Realizado de obra por la parte trasera dispone de una impresionante cajonera y es que aunque la habitación dispone de una gran armariada de puertas correderas fue una gran idea convertir el cabecero de obra en una bonita cómoda y generar una antesala al baño del dormitorio. Diseño y funcionalidad se funde en un mismo elemento.

La dimensión de los baños también se ha ampliado y han sido completamente equipados, cuidando cada detalle, desde los muebles de las pilas hasta los cestillos para dejar los productos de higiene.

¡Objetivo conseguido! ¡De la oscuridad a la luz! Ahora seguro que a nuestros clientes les va a apetecer estar mucho más en casa y todo el equipo Moolbe estamos encantados de haber hecho realidad esta obra. Siempre creando bienestar, cumpliendo sueños.

 

 

Proyectos relacionados
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

borrar formularioEnviar